fbpx

Llámenos: 1-877-290-9197

¿Cómo declararse en bancarrota capítulo 7 en Miami?

Cómo declararse en bancarrota capítulo 7 en Miami

La bancarrota por capítulo 7 es un recurso que permite a muchas personas en situaciones de dificultad financieras obtener una nueva oportunidad de comienzo. Es uno de los recursos más utilizados en situaciones de quiebra, tanto por individuos particulares como por distintas organizaciones. En el contexto de una quiebra, existen varias opciones que pueden ser de utilidad para que las personas no sufran un golpe que les impide levantarse. Los artículos de quiebra tienen algunas diferencias y particularidades, y poseen procesos que se diferencian entre sí. En esta entrada, analizaremos cómo declararse en bancarrota capítulo 7 y otras cuestiones relacionadas.

Al utilizar el recurso legal de la bancarrota por capítulo 7 en Miami, se procede a liquidar todos los activos que no se encuentren exentas en la ley. El dinero resultante de la venta de los activos se utilizará en el pago de una parte de las deudas, de acuerdo a lo determinado por las autoridades que siguen el caso. Esto posibilita una reducción significativa de las deudas, que a partir de entonces ya dejan de ser necesarias pagar. Cabe aclarar que no todas las deudas pueden ser canceladas mediante la aplicación de este artículo de quiebra. Por ejemplo, aquellas que provengan de multas, penalizaciones, deudas impositivas o de rentas no se podrán eliminar ni reducir utilizando este recurso. Asimismo, las que correspondan a pensión alimentaria o manutención familiar tampoco pueden evitarse, ya que se consideran de vital importancia y de responsabilidad ineludible. Las deudas estudiantiles son un caso particular, pero en su mayoría quedan también exentas de la reducción que establece la ley.

En cuanto a los elementos que se liquidan con la aplicación de la bancarrota por capítulo 7, existen excepciones que quedan fuera del ámbito. Estos incluyen propiedades de “homestead” o un valor equivalente a $4000 de una propiedad seleccionada. También un valor equivalente a $1000 en artículos personales y otro monto equivalente por un vehículo de su propiedad. Por último, se puede incluir parcial o totalmente el salario, así como también pensiones alimenticias y manutención infantil, entre otros elementos.

Cómo declararse en bancarrota capítulo 7

Ya sea que se trate de una persona particular, una organización o una pequeña o mediana empresa, la bancarrota por capítulo 7 puede aplicarse para solucionar problemas financieros. En el proceso de cómo declararse en bancarrota capítulo 7, el primer paso consiste en contactar con un abogado especializado en el tema como Michael Brooks. Así recibirá todo el asesoramiento que necesita al cabo del proceso, desde el principio hasta el final, y podrá obtener recomendaciones para tomar la mejor decisión. En muchos casos, es posible que el capítulo 7 no sea lo más conveniente para usted, por lo que la consulta con el abogado merece la pena mucho antes de comenzar el proceso de quiebra. Una vez asesorado, si la mejor decisión es aplicar al capítulo 7 y se cumplen los requisitos, se procede a llenar el formulario. Este documento recibe el nombre de “Declaración de Asuntos Financieros” y es el punto de partida del trámite.

Además de este formulario, es necesario presentar una serie de documentos que son requisitos indispensables para dar comienzo al proceso. Estos aportarán información relevante para que el caso sea evaluado y se decida sobre el futuro. Lo que se debe incluir es un reporte de ingresos y gastos detallado, una lista con las propiedades y posesiones patrimoniales, y otra con las deudas que posee la persona, indicando los montos y los acreedores a los cuales se les debe. Toda esta información se presentará en una corte federal, con el fin de que sea evaluada para su aplicabilidad dentro del capítulo 7. El caso puede ser aceptado o bien rechazado, de acuerdo al cumplimiento de los requisitos que establece la ley.

En caso de ser aceptado el trámite, el juez procederá a informar a los acreedores sobre el inicio del proceso. Esto generará la obligación de detener cualquier otra acción legal, intimación, embargo o intento de cobro que se esté desarrollando o se pueda iniciar en el futuro. Continuando en cómo declararse en bancarrota capítulo 7, un agente de fideicomiso se encargará de recopilar los bienes que no se encuentren exentos, como pueden ser segundas propiedades o vehículos, dinero en efectivo, activos y otras posesiones no exceptuadas. Estos artículos serán puestos en venta según lo estipulado por el capítulo 7 de bancarrota. El dinero obtenido será usado para cancelar las deudas que se mantienen con los acreedores, quienes acudirán a la corte para confirmar la información aportada por el deudor. Al aceptarse la bancarrota, todas las deudas serán liquidadas y usted podrá comenzar nuevamente con una situación financiera restablecida.

Beneficios en cómo declararse en bancarrota capítulo 7

La opción de capítulo 7 de bancarrota es una de las más utilizadas porque posee varios beneficios. Dentro de las ventajas, una de las más importantes es la velocidad con la que se desarrolla el trámite, que es mucho más rápido que otras opciones. Aproximadamente en cuatro meses es posible obtener un resultado favorable y comenzar a estabilizar la situación financiera. Por simplicidad y el corto tiempo, esta opción es una de las más provechosas para los deudores en situación de quiebra.

La llamada suspensión automática es otra de las principales ventajas de este artículo. Lo que establece esta reglamentación es que, mientras dure el proceso de quiebra, ningún acreedor puede comenzar o continuar con acciones de reclamo, embargos o cobro de las deudas preexistentes. Esto puede ser importante, ya que se interrumpirán todo tipo de cartas, notificaciones, llamados telefónicos o cualquier otra comunicación con acreedores que no sea la de la corte.

Por último, cómo declararse en bancarrota capítulo 7 posee algunos otros beneficios. Cualquier ejecución hipotecaria o de otras compras con garantía se verá interrumpida, con la posibilidad de recuperar la propiedad. Se podrá restablecer el crédito en un plazo menor al que se establece en otros procesos similares. Esto permite comenzar nuevos proyectos o emprendimientos en un plazo muy menor con respecto a otras opciones. Además, a diferencia de una bancarrota por capítulo 13, en este caso no existen pagos mensuales que deban realizarse. Esto permite que, una vez finalizado el proceso, no se deba permanecer atado a un plan a largo plazo.

La mejor opción para declararse en bancarrota por capítulo 7

A lo largo de todo el proceso, contar con un abogado de bancarrota en Miami resulta indispensable. Contar con el asesoramiento adecuado en los momentos de crisis resulta invaluable para poder tomar la mejor decisión. El conocimiento y los más de 30 años de experiencia de Michael Brooks en casos de este tipo son una garantía de resultados. En Miami, no hay nadie que pueda brindarle una mejor atención y acompañamiento en la presentación y resolución de su caso. No dude en obtener una primera consulta gratuita para comenzar a dar respuesta a su situación financiera.

Luego de analizar su caso, usted podrá conocer cómo declararse en bancarrota capítulo 7 de manera acompañada, para que no quede ninguna duda. Además, recibirá el asesoramiento que necesita en otros temas más complejos como ejecuciones hipotecarias o embargos de vehículos. En manos del mejor abogado de la ciudad, su caso resultará exitoso y podrá obtener un nuevo comienzo.

Call Now ButtonGET A FRESH START!